EN EL MARCO DE LA UNIDAD DE LA CTA, LES TRABAJADORES SALIMOS A LA CALLE: que el ajuste lo paguen los gobiernos

 

El pasado jueves 29 de agosto, miles de compañeres trabajadores de la educación, concentramos desde las 10:30hs en el Monumento a San Martín para marchar nuevamente a casa de gobierno, en una medida provincial organizada en el marco de la CTA, con el conjunto de las organizaciones sindicales y sociales de la región.

La consigna principal estuvo relacionada con la exigencia tanto el gobierno nacional como al provincial, de que se hagan cargo del ajuste que estamos sufriendo les trabajadores de la educación y la clase obrera en su conjunto. Las políticas de ajuste que llevaron adelante desde hace 4 años, sólo sirvieron para deteriorar sistemáticamente el poder adquisitivo de nuestro salario. Hoy, luego de las elecciones primarias, el macrismo quedó en una situación terminal por la extrema debilidad en la que se encuentra. Políticamente, tanto sus socios externos como referentes de su propia fuerza, ya le han dado la espalda; y en cuanto a las variables económicas, una profunda crisis de confianza: tasas de interés y riesgo país por las nubes, falta de credibilidad de los mercados, y una disparada del dólar que resiente directamente el bolsillo con una inflación que crece exponencialmente.Por otra parte, el gobierno de Gutiérrez que se sostiene a partir de las millonarias divisas que genera la explotación de “Vaca muerta”, ni siquiera puede garantizar escuelas seguras para estudiantes y docentes, ni la actualización de las partidas de comedor y refrigerio que han quedado absolutamente desactualizadas. Es evidente que para este gobierno del MPN, la educación no es una prioridad y sigue siendo, desde hace 60 años, una cuenta pendiente.

Por eso, no podemos permitir que el descalabro económico al que nos han llevado, sólo repercuta en la escuela pública y en el bolsillo de les trabajadores. Debemos seguir por el camino de la construcción de los máximos niveles de UNIDAD con el conjunto de los sectores, no sólo de trabajadores, sino también con los movimientos sociales, les jubilades, los desocupados, quienes venimos padeciendo la implementación de este plan neoliberal que mata de hambre a nuestro pueblo.No existen soluciones mágicas ni discursos de autoayuda que resuelvan los problemas que ellos solos generaron. Deben dar respuesta con medidas concretas que pongan fin a la pérdida de poder adquisitivo de la clase trabajadora, y la situación angustiante de los sectores populares que ya no pueden sostener a sus familias.

Archivo

Categorías

Facebook Pagelike Widget